Próximos al inicio del Decenio 2020-2030, pocas dudas quedan de la importancia de una adecuada infraestructura para reducir el número y la gravedad de los accidentes de tránsito en los países de Iberoamérica.

Bajo este concepto se engloban acciones que van desde el correcto proyecto, diseño y construcción de vías, así como su adecuado mantenimiento y mejora sistemática, hasta la dotación del equipamiento necesario para la optimización de sus prestaciones..

La Declaración de Lima, formulada en el VI Congreso Ibero-Americano de Seguridad Vial (CISEV) en octubre de 2018, recoge “…que los esfuerzos para reducir el número y la gravedad de las víctimas de los siniestros de tránsito deben sustentarse sobre la base del enfoque de Sistema Seguro, en virtud del cual se ha de prestar atención a todos los factores que intervienen en la seguridad de la circulación, tratando de aportar soluciones que minimicen el impacto de un potencial error humano…”, indicando, así mismo, que es fundamental para conseguir avanzar en la mejora de la seguridad de nuestras vías una adecuada colaboración entre gobiernos, bancos de desarrollo, organizaciones internacionales, regionales y nacionales, asociaciones de víctimas, sector privado, etc.

El Pilar 2 “Vías de tránsito y movilidad más seguras” es, probablemente, uno de los más importantes de cara a aproximarse a las metas del Decenio. Bajo el paraguas de este pilar se incluyen todas las políticas orientadas a dotar a los países de las redes de carreteras y entornos urbanos más seguros posibles, combinando el difícil reto de conseguir tanto la reducción del número de accidentes registrados, como la minimización de las consecuencias a ellos asociadas.

Este es precisamente el ámbito de trabajo en el que se centrará esta tercera edición del Congreso InterCISEV. Tras una primera edición desarrollada en Madrid en junio de 2015 -focalizada en la capacitación, educación y formación vial-, y una segunda convocatoria en Sevilla en octubre de 2017 -basada en el Pilar 1 de Gestión de la seguridad vial-; nos trasladamos en esta ocasión a Buenos Aires para celebrar la tercera edición centrada en la Infraestructura.

OBJETIVOS
Los InterCISEV buscan convertirse en los foros de referencia sobre temas específicos de seguridad vial que cuenten con el interés de la comunidad iberoamericana. En particular, este InterCISEV 2019, con el título “Carreteras y su equipamiento: piezas clave del Sistema Seguro”, se orienta a:

01. Servir de punto de encuentro para compartir experiencias entre gestores de la seguridad vial en Iberoamérica, ya sean Agencias de Seguridad Vial, Vialidades u organismos con competencias en carreteras y viarios en entornos urbanos.

02. Mostrar los avances conseguidos en el establecimiento de Estrategias, Planes y Programas de seguridad vial con carácter nacional y local. Tanto en el ámbito urbano como en el interurbano.

03. Analizar las razones por las que no se han conseguido las metas del Decenio 10-20 y establecer prioridades para el nuevo Decenio 20-30.

04. Mostrar buenas prácticas relacionadas con las políticas de mejora continuada de las redes de carreteras e incorporar conceptos con foco especifico en la seguridad de las vías.

05. Compartir buenas prácticas en el ámbito del diseño de carreteras y la dotación del adecuado equipamiento.

06. Fomentar la implantación de prácticas sistemáticas de seguridad vial en el ámbito urbano, con prioridad en los usuarios vulnerables.

Los InterCISEV buscan convertirse en los foros de referencia sobre temas específicos de
seguridad vial que cuenten con el interés de la comunidad iberoamericana.